Sesiones fotográficas para mejorar tu presencia digital - The netsense

Sesiones fotográficas para mejorar tu presencia digital

En Netsense trabajamos buscando cómo sacar partido de los puntos fuertes de tu proyecto. Y una de las principales formas de potenciar un diseño web o una red social es con una sesión fotográfica hecha a medida. Como dice el dicho; una imagen vale más que mil palabras. Todo empieza definiendo unos puntos, que servirán para realizar las imágenes que te diferenciarán de la competencia.

  1. Definir el look & feel de la sesión:

Antes de entrar en materia de cómo preparar una sesión fotográfica, vamos a centrar las bases de todo. Buscar el estilo de comunicación, los territorios de la marca y el look&feel de las imágenes. Este ejercicio, de forma muy resumida, sigue estos puntos:

  1. Buscar el territorio de marca de lo que se quiere hablar, como por ejemplo, Maternidad, Natural, Innovación, Tradicional etc.
  2. Saber cómo transmitir los territorios con imágenes
  3. Buscar imágenes de referencia de nuestros territorios
  4. Crear un moodboard, para saber qué colores, tono y textura plasmar.

Con estas bases en la cabeza, ya se puede pensar a realizar un guion, siempre teniendo en cuenta el look&feel que se quiere reflejar en las diferentes plataformas digitales.

  1. Empezamos; el guion:

El guion de la sesión se inicia trabajando las pautas que el cliente nos facilita, como los materiales con los que contamos o los espacios. Y tendremos en cuenta el objetivo final de cada imagen, que puede ser de publicación en las redes sociales o la implementación en una página web. Una vez establecido este patrón, se define cada imagen. Desde aspectos aspiracionales como la contextualización y el mensaje a retransmitir, o más técnicos como el encuadre y ángulo de la cámara. También se tiene en cuenta el modelo que aparecerá y el atrezzo.

  1. Definir la escena:

Una vez se ha redactado todo el guion se divide por espacios a fotografiar. Conocer bien los escenarios antes de presentarse con el equipo en el lugar es muy beneficioso, pues facilitará la jornada de sesión. Dependerá de su luz y sus elementos estructurales para que se establezcan unas imágenes u otras. Es decir, los espacios se asignan dependiendo de lo adecuados que sean para capturar nuestras fotografías. Buscamos el mejor contexto para el producto o la situación a representar.

  1. No te olvides del Atrezzo:

El atrezzo es un elemento “contextualizador” en potencia. Los elementos que representen y caractericen a la marca y al cliente ayudarán a transmitir el mensaje de cada fotografía. Por eso, el cliente entra en escena, aportando y facilitando material como merchandising de la marca y muestras de los productos en sí.

Este atrezzo será un valor añadido para cada fotografía, teniendo en cuenta que puede ser el protagonista de la imagen (si se trata de un bodegón) o puede quedar en segundo plano desenfocado para reforzar lo que sucede en primer plano, pero siempre con la presencia de la marca.

Otro aspecto a tener en cuenta es definir todos los aspectos de nuestros modelos. Hay que definir muy bien detalles como la actitud, la ropa o el maquillaje. Dependerá de ellos que nuestras fotografías consigan transmitir elementos tan importantes como los valores de la marca.

  1. Y por último, pero no menos importante, el equipo:

Para asegurar el éxito, se ha de definir el equipo que trabajará codo a codo con el cliente, el más adecuado para desarrollar los fundamentos de la presencia digital y el estilo de imágenes. Además de contar con profesionales, que guiados por el equipo interno que ha trabajado el guion, realizarán la sesión.

Además de la sesión fotográfica, es muy recomendable la creación de una pieza de vídeo para complementar el proyecto. Y poder implementarlo en tus redes sociales o como cabecera de la web. Así aprovechamos los espacios y el equipo para un doble objetivo: obtener fotos y vídeos que enriquezcan tu presencia digital.

  1. Un vídeo puede ser la guinda del pastel para tu proyecto.

Esta pieza se realiza con un material distinto al de la sesión fotográfica y contaremos con otro profesional audiovisual. El guion del vídeo funciona de forma paralela al de la sesión fotográfica ya que el mensaje que tenemos que captar es el mismo, aunque con el vídeo contamos con otros recursos a explotar. Como por ejemplo, el efecto de movimiento de la cámara “travelling” o la producción de una pieza en “time lapse”, nos permiten mostrar los espacios a capturar que representan al cliente y lo contextualizan.

En definitiva, contar con una sesión fotográfica para nuestro proyecto es un punto a favor. Y es lo que diferenciará nuestra comunicación con la de la competencia. No hay nada peor que usar las mismas fotos de bancos de imágenes que tu competencia. Cero diferenciación de tu producto con el mercado. No caigas en este error. Si cuentas con material y recursos personalizados y hechos a medida, la asociación de imágenes con el producto será más rápida. En Netsense hemos hecho diferentes proyectos fotográficos y de realización e vídeos corporativos, para más información escríbenos a welcome@netsense.es

Cristina Singla

post relacionados

Related posts
Categorias: Sin categorizar