Bien sabéis que una parte de nuestro equipo se pasa gran parte del día buscando novedades y noticias del sector para estar al día de la tecnología del momento y ofrecer lo mejor a nuestros clientes. En una de nuestras recientes monitorizaciones hemos detectado un aviso en el blog de Chromium donde anuncia cambios en la presentación de las webs en Chrome. Vamos a ir desgranando cada uno de estos conceptos y explicaremos por qué la optimización web ya no es una opción (si algún día llegó a serlo).

 

¿Qué es Chromium?

Chromium es la plataforma de código abierto sobre la que se construye el navegador de Google. Su potencia es tal y la capacidad de creación de los desarrolladores autónomos es tan prolífica que ha acabado siendo la base para muchos otros navegadores como Samsung Internet, Opera, Brave o Microsoft Edge. Vamos, que hasta el equipo de desarrollo del holding de Bill Gates ha optado por integrar esta tecnología descentralizada para mejorar sus servicios.

 

¿Qué han anunciado?

“In the future, Chrome may identify sites that typically load fast or slow for users with clear badging. This may take a number of forms and we plan to experiment with different options, to determine which provides the most value to our users. “

 

En un futuro cercano, los navegadores basados en Chromium podrán identificar la velocidad de carga de cada web y mostrarla al usuario mientras la descarga del servidor. Por el momento se habla de barras de carga de distintos colores y avisos en la pantalla de carga:

¿Qué significa?

Parece un anuncio menor y se podría camuflar como una simple “commodity” para el usuario, como el juego del dinosaurio que corre por nuestra pantalla cuando no tenemos conexión (o cuando hemos desconectado el Wi-Fi de nuestro dispositivo 😉). No obstante, es un ANUNCIO DE INTENCIONES (sí, en mayúsculas). Hasta ahora teníamos claro que el posicionamiento en buscadores era uno de los factores fundamentales en la presencia digital de una empresa/marca y trabajando una buena densidad de keywords, con artículos y páginas bien etiquetadas, con unos H1, H2 y H3 reales y una buena dosis de enlaces internos (y algún que otro referral), ya estábamos haciendo bien el trabajo. Ahora, Chromium anuncia que la velocidad de carga (que ya es uno de los factores importantes del SEO) no solo afectará al posicionamiento; también afectará en la experiencia de usuario previa a la visita.

 

Pongamos un ejemplo:

Estamos buscando un artículo que hable sobre los nuevos acuerdos de la ONU. Hacemos la consulta en cualquier buscador (Google y Bing suelen ser los predeterminados). Al recibir la respuesta del servidor, observamos qué nos devuelve (comprobamos certificados SSL de las páginas, miramos que tengan https y todas esas costumbres de navegación responsable que todes hacemos siempre) y nos aseguramos de hacer clic en el enlace que parece que mejor resuelve nuestra duda. Resulta que la página no está bien optimizada y recibimos un aviso del navegador conforme esta página tiene “carga lenta”. La reacción más probable por parte del usuario es la de volver hacia atrás para recuperar el listado de respuestas del buscador.

En resumen: estamos aumentando la tasa de rebote de los usuarios. Ergo, Google identifica el site como “sin resultados relevantes a esta búsqueda”. Con este pequeño problema de optimización estamos generando que cada visita no finalizada incremente el porcentaje de rebote que sufrirá la página y provocará un incremento exponencial de “malas experiencias”, mandando al traste todo el trabajo acumulado generando contenidos propios, optimizando el SEO y luchando por un posicionamiento cada vez más competido.

 

La verdadera magnitud del problema

 

Bien es cierto que cada empresa que utiliza el código de Chromium es totalmente libre de incorporar o descartar bloques de código y funcionalidades en su producto final. Por ejemplo, Opera Browser incorpora un VPN y Chrome no.

Supongamos que únicamente Chrome (67,19% del share) incorpora esta nueva funcionalidad; 2 de cada 3 usuarios recibirán un aviso de “carga lenta”. El valor incrementa hasta casi el 75% de avisos si la funcionalidad es incorporada por todos los navegadores anteriormente mencionados. Definitivamente, la optimización web ya no es una opción (si algún día llegó a serlo)

El compromiso Netsense

En Netsense somos conscientes que la tecnología y la innovación van de la mano. Una web necesita revisiones periódicas a nivel de seguridad, privacidad y optimización. Con posts como este sólo pretendemos mantener actualizados a los usuarios y ofrecer nuestros servicios a aquellas webs desarrolladas (no necesariamente por nosotros) para realizar una auditoría de optimización. Valoramos el tiempo de nuestros clientes y queremos que éstos puedan rentabilizar todo el trabajo realizado para mantener una posición favorable en los buscadores.

Si te apetece conocer un poco más sobre nuestros proyectos web descubrirás cómo hemos reinventado una web veterana como clubdelafarmacia.com y cómo hemos rediseñado la web de Caja de Ingenieros.