En este momento LinkedIn es la mayor red profesional del mundo y cuenta con más de 738 millones de usuarios en más de 200 países y territorios. En España ya ha superado los 13 millones de usuarios. Es por ello que LinkedIn cada vez está cobrando más importancia en el marketing B2B, y más en tiempo de pandemia, cuando las reuniones comerciales presenciales son escasas, por no decir inexistentes. En este artículo vamos a ayudarte a diseñar una buena estrategia para exprimir al máximo este canal.

LinkedIn es una red social profesional, es decir, está orientada más a relaciones comerciales y profesionales que a relaciones personales y por tanto en esta red social lo que encontrarás son empresas y profesionales que buscan promocionarse, hacer networking y negocio. El 40% de los usuarios activos mensuales utilizan LinkedIn a diario.

Antes de plantearnos una estrategia en LinkedIn, tenemos que hacernos una serie de preguntas clave sobre la presencia actual de nuestra empresa en esta red social. Ello nos ayudará a trazar posteriormente un plan adecuado a nuestros objetivos de marketing en LinkedIn.

Análisis: preguntas que nos debemos hacer

¿Qué % de los empleados de nuestra empresa tiene perfil en LinkedIn?

LinkedIn es una red profesional construida por profesionales. Los primeros que deben creer e impulsar nuestra página en LinkedIn son los propios empleados. Ver cuántos de ellos están en LinkedIn nos dará un input muy significativo sobre nuestra situación actual.

Indagando sobre nuestros seguidores

Además de ver cuántos seguidores tenemos actualmente en nuestra página, debemos fijarnos en los sectores principales de los seguidores de la página y sus funciones laborales.
Si consultamos el total de los profesionales que LinkedIn nos dice que tiene en estos sectores y funciones laborales, podemos calcular el grado de penetración de nuestra página de LinkedIn.
Uno de los KPI’s a fijar en la estrategia a medio-largo plazo es incrementar la penetración de nuestra página de empresa de estos profesionales potenciales en primera instancia. Se podrían potenciar campañas para conseguir visualizaciones de los sectores en los que sabemos que podemos conseguir más seguidores y tenemos más margen de penetración.

Visitantes de la página

¿Cuántas visitas únicas tiene mi página de LinkedIn?
¿Dónde están ubicados geográficamente mis seguidores?

Alcance e interacción de las publicaciones

¿Cuál es mi media de visualizaciones orgánicas por post? ¿Cuál es mi tasa media de interacción?
Es recomendable invertir en la promoción de los posts para poder incrementar la media de visualizaciones por publicación.

¿Cuántas personas entran a nuestra web a través de un post de LinkedIn?

Un KPI por conseguir puede ser elevar el volumen de tráfico a la web, incrementando la frecuencia de publicación y enlazando a contenidos de nuestro site

Marcar objetivos y definir targets de comunicación

Para trazar una buena estrategia, es muy importante saber qué objetivos queremos conseguir y a quién vamos a impactar en LinkedIn.
Los objetivos más comunes cuando trabajamos con nuestros clientes suelen ser los siguientes:

  • Aumentar el número de seguidores
  • Potenciar la visibilidad y el posicionamiento de la página
  • Obtener más visitas a la página web
  • Generar más interacciones en las publicaciones

En relación con los targets a los que vamos a apuntar, es básico definir los tres niveles de nuestro público objetivo:

  1. Nuestro buyer persona: categorías, cargos y ubicaciones de los profesionales que adquieren nuestros productos o servicios.
  2. Públicos secundarios prescriptores: profesionales que no consumen nuestros productos o servicios, pero los prescriben o recomiendan a nuestro buyer persona.
  3. Públicos secundarios generales: candidatos de empleo, periodistas, público en general.

¿Cómo podemos ver qué profesionales con estas características se encuentran en LinkedIn? Pues es tan fácil como acceder al buscador que se halla en el menú superior. El buscador de LinkedIn nos permite aplicar numerosos filtros en función del cargo, antigüedad, sector…para llegar a unos resultados muy afinados. Del número y calidad de perfiles resultantes, podemos hacernos una idea muy real del potencial que puede tener para nosotros LinkedIn a la hora de llegar a nuestros públicos objetivo.

Otra fórmula para calcular el número de personas a las que podemos impactar a través de LinkedIn es gracias a su plataforma publicitaria. A través de ella, LinkedIn te ofrece una estimación muy real del número de perfiles objetivo a los que puedes llegar con una campaña y el precio mensual que te puede llegar a costar.

A la hora de segmentar nuestras publicaciones y anuncios en LinkedIn, podemos desarrollar diferentes estrategias en función de nuestros objetivos.

Segmentación públicos: estrategia restrictiva

Con filtros muy restrictivos nos aseguramos de llegar solo a personas interesadas en nuestros productos o servicios, pero al segmentar tanto la población, nos dejamos una gran parte del público objetivo fuera de nuestra campaña. Esta estrategia es interesante en campañas CPM indicadas en promover la marca, en las cuales pagamos por impresión por lo que nos interesa asegurarnos de que nuestros anuncios solo sean visualizados por personas de nuestro público objetivo.

Segmentación públicos: estrategia amplia

En una estrategia CPC (Coste por Clic), nos interesa aumentar el alcance de la campaña para asegurarnos incidir sobre la mayor parte del público objetivo. Los anuncios serán visualizados por algunos usuarios que no forman parte del target, pero estos usuarios no encontrarán interesante el contenido y por lo tanto no harán clic y no aumentarán el coste de la campaña.

Nuestra marca en LinkedIn

LinkedIn, como cualquier red social, es un potente canal de transmisión de imagen y valores corporativos. Hoy más que nunca, los consumidores nos perciben a través de las redes sociales, que actualmente tienen un papel predominante en la comunicación corporativa.

Hemos de cuidar amorosamente nuestra presencia en LinkedIn si nuestro público es profesional, o si queremos que nuestra página de empresa sea una verdadera plataforma de fidelización de nuestros empleados y de captación de nuevos talentos. Estos son los aspectos de nuestra página de empresa en LinkedIn que debemos trabajar para mostrar una buena imagen de marca en esta red social:

Descripción de empresa

Hemos de explicar de manera atractiva la misión y visión de la compañía. En general, ofrecer una descripción más enfocada en ayudar, colaborar, participar, etc. Para ser más cercanos se puede cambiar la 3ª persona por una 1ª persona.

Imágenes

Se han de cuidar las imágenes que se muestran en el perfil como fotos de empresa. Además, en todas las imágenes publicadas se debe editar el texto alternativo para mejorar el posicionamiento introduciendo palabras clave relacionadas. Los visuales tienen un estilo único, y comunican nuestra personalidad. Es el reflejo de nuestros valores de marca:

  • Compartir conocimiento, unimos las sinergias con el objetivo de crear un producto final de alta calidad, seguro y comprometido con el entorno.
  • Imágenes de equipos comprometidos que transmiten seguridad. Personal responsable, eficaz sobre el terreno.
  • Innovación imágenes mínimas, pequeños detalles, conceptualización. Respeto por el entorno, imágenes que representan compromiso real con la sostenibilidad.

Hashtags

Tres son los hashtags óptimos para añadir a una publicación. Nuestra recomendación es no abusar de los hashtags corporativos e intentar fomentar el uso de hashtags con más seguidores relacionados con las temáticas la compañía.

Visibilidad de las publicaciones

Debemos potenciar la interacción (comentarios, likes, shares…) añadiendo CTAs (call to actions) en las publicaciones que generemos. Es vital incentivar al click en la opción “ver más”. En este sentido, las 3 primeras frases deben generar expectación para que el seguidor quiera ampliar la información.

Hemos de ser proactivos en mencionar tanto a páginas como a personas en las publicaciones a través de la funcionalidad de etiquetar. De esta manera, adquirimos popularidad en LinkedIn a través de terceros, fomentando el networking y el alcance de nuestra publicación.

 

Digital toolkit para empleados

Una buena iniciativa es proporcionar un digital toolkit a los empleados, ofreciéndoles una imagen de cabecera corporativa que puedan usar en sus perfiles de LinkedIn si lo desean. En el mismo toolkit podemos darles un texto descriptivo de la empresa, que contenga las 3-5 keywords más importantes, para que lo puedan usar en la descripción de su cargo actual.
Esto nos hará reforzar el branding de la organización y fortalecerá el sentimiento de pertenencia de los empleados.
También es muy importante invitar a los empleados a hacerse seguidores de la página de empresa. Parece evidente, pero muchos trabajadores desconocen la existencia de una página de empresa donde poder consultar y compartir publicaciones,

Nivel de contenidos 100% branded: compartiendo conocimiento y generando relaciones

En nuestro plan de contenidos hemos de lograr un acertado equilibrio entre información e interacción. LinkedIn no es un mero canal de noticias, es también una vía privilegiada para interactuar con nuestros stakeholders.
Hemos de combinar información textual y visual con datos más interactivos como encuestas, tests, vídeos; así como con contenido participativo que dé voz a nuestros clientes y prospects. Este tipo de publicaciones fortalece la relación entre la empresa y los profesionales.

Para trasmitir los pilares de comunicación a través de los contenidos, debemos integrarlos en el content plan mensual y en la parrilla semanal. Cada uno de los post que se publican cada semana ha de aproximarse a un territorio concreto, intentando lograr un equilibrio entre todos ellos. Siendo un canal como LinkedIn, orientado a la conversación profesional, consideramos recomendable ofrecer un post que fomente el diálogo con nuestra audiencia en LinkedIn cada semana, mientras que en el resto se puede ir intercalando a lo largo de las semanas.

Sobre todo no olvidemos nunca que en LinkedIn hemos de generar contenidos de profesionales para profesionales. No publicar consejos ni contenidos orientados a consumidor. Ofrecer contenido de interés para el target profesional: estadísticas, informes, infografías, webinars…No es válido publicar en LinkedIn lo que contamos en redes sociales más generales como Facebook o Instagram.

Por eso desde Netsense siempre recomendamos elaborar una estrategia de social media que tenga en cuenta las particularidades de cada red social.

¿Te interesa mucho LinkedIn? ¿Te gustaría profundizar en el tema? No dudes en contactar con nosotros ¡Te escuchamos! hola@netsense.es